EL APERITIVO O COCTEL DE BODA


La comida que se ofrece a los invitados después de la ceremonia ya sea esta civil o religiosa, tiene varios nombres, y así es conocido como cóctel, aperitivo o brindis de la amistad, pero básicamente la idea es la misma en todos los casos, comer y beber algo antes de pasar a la mesa, esta parte no es obligatoria pero sí que es algo que forma parte de la tradición.

Esta recepción, suele ser la antesala de la comida, y es una transición que se hace entre la ceremonia y la gran celebración. Es una buena ocasión para reunir alrededor de una copa de cava y algunos canapés a todos los invitados a la ceremonia, también es una buena oportunidad de tener cerca por algún tiempo a aquellas personas que no son tan allegadas a la pareja.

El cóctel de boda es una buena manera de actuar por parte de los recién casados ante la limitación de plazas que existe en el lugar escogido para celebrar el banquete con respecto a los compañeros de trabajo, amigos de los padres, vecinos… Es importante tener en cuenta que en los pueblos pequeños es tradición que todos los habitantes del mismo acudan a esta celebración.

El lugar de organización de este aperitivo se divide en dos posibles opciones:

  • La primera opción es celebrarlo en un lugar cercano a la ceremonia, sí el tiempo lo permite se puede colocar una mesa adornada para la ocasión en el exterior, aunque también se puede preguntar al concejal o al cura, de sí existe una sala aledaña al ayuntamiento o la iglesia donde poder ofrecer este cóctel.

Esta opción tiene como ventaja que es más fácil facilitar la salida de aquellas personas que no van a acudir al banquete. Pero su mayor inconveniente es que no es tan fácil disponer de una sala cercana al lugar donde se va a oficiar la ceremonia, y puede conllevar un extra en los gastos de la boda.

  • La segunda opción donde celebrar esta recepción es en el mismo lugar donde se va a celebrar el banquete, opción por otra parte que es la más extendida, ya que solamente es necesario informar al dueño del salón de las intenciones de celebrar este cóctel de bienvenida, y de sí existe en el restaurante un lugar adecuado para ello. La principal ventaja de celebrar aquí el cóctel es que se utiliza el mismo lugar para celebrar ambas recepciones, y al encontrarse los invitados en el lugar donde se va a celebrar el banquete, ninguno de ellos va a llegar tarde al mismo. El inconveniente de celebrar en el mismo sitio el banquete de boda y el cóctel de bienvenida, es que aquellas personas que no van a estar invitadas al banquete se pueden llegar a sentir incomodas, al no poder quedase durante el resto de la celebración, siendo más difícil que estas personas se vayan del lugar en el momento en que se empiece a celebrar el banquete de boda.

La duración de este cóctel de bienvenida es un tema algo espinoso, ya que sí este dura demasiado puede arruinar el resto del día, ya que el resto del banquete y el baile se va a retrasar en demasía, en esta parte los novios se han de centrar más en aquellos invitados que no se van a quedar en la comida, así estos sentirán que los novios tienen una deferencia hacía ellos.

En cuanto a que se ha de servir la mejor opción es la de ofrecer cava, bebidas con alcohol, zumos, refrescos tanto con azúcar como en las versiones light y agua https://es.wikipedia.org/wiki/Obesidad. El vino se ha de reservar para la comida. Para evitar que los efectos del alcohol aparezcan antes de tiempo, la bebida ha de ser acompañada por los aperitivos, estos han de ser salados y más o menos debería haber alrededor de 10 por invitado.

Por último a la finalización de este cóctel de bienvenida y sí es necesario hay que despedir a aquellas personas que no van a participar del banquete, esto se puede hacer a través de la invitación de boda, donde se van a indicar claramente que esa invitación es simplemente para el cóctel donde aparecerán marcadas las horas del mismo.

Rate this post